Catalina también danza

28 Abril of 2015 by

2 Flares Twitter 0 Facebook 2 2 Flares ×

Agárrate Catalina, como ya hemos dicho, es un proyecto que integra danza y circo sobretodo, Lucía Meléndez dirige la mayoría de espectáculos y se comunica a través de la danza. Nos cuenta lo importante que es para ella el trabajo pedagógico y como se fue enamorando de la danza.

 


 

Lucía, cuéntanos cómo llega a ti la danza…

Siempre me ha gustado ir al teatro desde chica. Los últimos años del colegio empecé a ver danza, y siempre me quedaba fascinada con esas mujeres hermosas en escena, haciendo cosas hermosas. Tenía la idea de que si quería ser bailarina tenía que practicar desde chiquita. Pero una vez me encontré con un espectáculo: ¨Védova in Lumine” de Mirella Carbone, me movió tanto que dije yo quiero hacer esto.

 

¿Y fue como un punto de tomar la decisión?

Sí, todo se fue dando. La vida te invita claramente por dónde ir. Y por esas casualidades de la vida, la hermana de una amiga tomaba clases con ella (Mirella). Me enganché y dejé la idea de postular a la universidad. De verdad se dio solo.

De pronto me invitó a participar en una muestra, luego otra, otra y otra. Cuando me di cuenta estaba dando clases, haciendo eventos, bailando en general.

 

¿Y así fluyó hasta Agárrate?

¡Así fluyó! En ese momento no había espacios adecuados. Buscamos muchos antes de encontrar el primero: un lugar con altura donde podamos juntarnos con amigos y crear. La fusión de circo y danza se dio principalmente por eso: por los amigos.

La casa llegó con “Poleas y Polleras” bajo el brazo, nuestro primer espectáculo formal. Fue muy importante porque nos marcó la línea de trabajo por la cual queríamos ir.

 

Y este primer lugar poco a poco comenzó a quedar chico…

Como todo, la gente comenzó a pasar la voz. Nosotros nos metimos muy fuerte a dar talleres para niños y decidimos que era hora de buscar un lugar más grande. Todo se iba dando. Nunca lo planeamos con mucha anticipación.

 

Y como en el caso anterior, con el nuevo hogar, llegó un nuevo espectáculo…

Así es, mientras se iba construyendo la casa comenzamos a crear “Cabeza de Avestruz”. Fue muy intenso. No teníamos luz. No había una escalera decente. Los chicos se deslizaban por una tela e igual hacían báscula casi en penumbra. Cuando me acuerdo no sé si llorar de emoción o de lo intenso que fue construir ambas cosas al mismo tiempo.

 

En todos los procesos está clara la influencia de circo y danza ¿cómo han aprendido a dialogar?

Yo pienso que el circo y la danza son herramientas para comunicar, como son las herramientas que conocemos. Nosotros hablamos de esa manera. Nunca hemos tenido como prioridad mostrar el virtuosismo de ambas. Igual hemos tratado de que haya una evolución. En los primeros espectáculos los cirqueros se resistían mucho a moverse a partir de la suavidad, y por otro lado los bailarines cuidamos un montón nuestro cuerpo. Nos topábamos con una gran resistencia al riesgo porque los bailarines nunca se quieren lesionar.

 

Y dirigiendo ¿cómo manejaste esto?

Una de las cosas que hago cuando voy a dirigir es estar muy abierta al grupo. Yo tengo en claro el tema o la idea base con la que quiero trabajar, pero la propuesta se va armando también con lo que propone el elenco. Muchas veces las ideas iniciales se transforman. Entonces partimos de tareas que sirven para mover cosas, para empaparte del tema, y ahí salen -de manera natural- las técnicas que usaremos y las secuencias. Nada es impuesto y por eso funcionan.

 

¿Cómo sientes que ha ido cambiando el entorno y las propuestas?

Creo que hay más gente que hace danza y circo, en comparación con el momento en el que empezamos. El hecho de que haya más espacios evidentemente promueve que haya más interés. Una fuente importante también ha sido la formalización de la Escuela de Danza de la Católica. Además ha crecido muchísimo el público teatral, pero no necesariamente en los espacios alternativos. Para los espacios que no tenemos publicidad masiva es súper duro tener sala llena. Siempre por un tema de difusión e infraestructura.

 

Y ¿Qué se viene para Agárrate este año?

Este año no creo que hagamos un espectáculo nuevo porque queremos prestarle atención al lado pedagógico. Estamos tratando de reestructurar los talles de niños y adultos. Sobre todo adultos. Queremos generar niveles, para que haya un avance y un seguimiento más atento. Además este año dos chicos, alumnos nuestros, me pidieron que les dirija un espectáculo, que se mostrará en el CC Ricardo Palma. Es una coproducción de Quispikay y Agárrate Catalina.

2 Flares Twitter 0 Facebook 2 2 Flares ×

Previous:

La Caravana del Espacio

Next:

Danza acrobática con el colectiva Clá

You may also like