Tempo de la Tarumba

21 agosto of 2016 by

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

El espectáculo Tempo de la Tarumba este año se inspiró en la novela Momo de Michael Ende. La novela relata la llegada de los hombres grises del Banco del Tiempo a un pueblo y cómo se las ingenian para que la gente comience a cambiar sus prioridades con el afán de ahorrar su propio tiempo.


Este año hay varios cambios en el espectáculo. Desde la dirección, asumida por Carlos Olivera, profesor y coordinador de la escuela profesional La Tarumba.

Primero siempre las presentaciones, ¿desde cuándo y cómo llegas al circo?

Yo creo que me di cuenta que estaba haciendo circo ya grande en realidad, lo que pasa es que conozco a Estela y Fernando cuando iban a trabajar a mi barrio, yo tenía 12 años e inmediatamente me enganché con el enlace que formaban entre ellos y los niños, yo no pensaba en ser artista ni profesor, yo quería ser Tarumba. Porque lo que se proponía era un camino de hacer las cosas, el circo era uno de ellos, a los 18 es que en realidad me engancho mucho con las técnicas y el circo se convierte en una prioridad.

Siguiendo este camino es que también llegas a la dirección

Sí, yo creo que todo ha sido una escalerita en mi vida, me he encontrado con cosas o retos que he dio asumiendo. La propuesta de dirigir el espectáculo de este año viene de la institución y yo estoy agradecido porque es la oportunidad para probar muchas cosas que como artista pensaba que se podrían manejar de tal o cual manera.

Pero esta no es tu primera dirección, dirigiste Pirca, el espectáculo de cierre de la escuela profesional en el 2014

Así es, fue un trabajo que me gustó mucho hacer, el proceso creativo fue mucho más largo, además por tratarse de un espectáculo de cierre de escuela te da muchas mas oportunidades de arriesgar y explorar, justamente lo más importante era el valor del proceso.

¿Cómo fue el proceso del armado del espectáculo?

Se partió de ejercicios de creación y unas de las cosas que más sobresalía era el trabajo en equipo, la búsqueda en grupos y decidimos trabajar sobre eso. El nombre de hecho viene de mi barrio, Pirca es una palabra quechua que quiere decir muro y donde crecí se hacían muchos trabajos comunitarios para construir espacios comunes y casi siempre era hacer pircas, todo el trabajo en equipo me remitía a eso.

TEMPO_15

Y pasamos de ese proceso a tratar de contar una historia: Momo

Sí, esta novela ha sido la inspiración, me gusta mucho porque fue escrita en los años 70 pero no pierde vigencia. Habla del valor del tiempo, la escucha, el rebelarse contra una sociedad gris que quiere implantarte ciertos modelos de éxito. Todo esto contado desde un mundo fantástico. Tienes al personaje de la niña que tiene el “don” de escuchar, los hombres grises que tratan de convencer a los hombres que necesitan ahorrar todo su tiempo posible y una tortuga capaz de ver el futuro.

¿Por qué consideras importante hablar de estos valores en este momento?

Me parece oportuno, estoy pensando en cómo nos miramos unos a otros, como las redes sociales o las últimas elecciones por ejemplo han evidenciado la facilidad con la que tomamos posturas sin conciliar. Yo creo que no podemos construir una sociedad o pensar en un crecimiento sino nos podemos escuchar. Si no hay comunidad no hay país. Los hombres grises existen: somos nosotros, todos tenemos un buen gris adentro y tenemos que saber controlarlo. Encontrar además las prioridades en el tiempo, para mí las cosas simples son las que construyen felicidad y con eso no quiero decir que ser feliz es fácil.

¿Cómo fue la elección de qué y cómo contar mediante los actos de circo?

Fue dificilísimo. Yo comencé por las necesidades técnicas y del grupo. Aquí tenemos 20 personas del elenco estable que manejan colectivos de banquinas, báscula, malabares y algunas disciplinas aéreas. Sumas los invitados extranjeros y tienes todo el abanico de posibilidades. Luego separas las disciplinas: aéreas, de piso, grupales, individuales, los números tensos, etc.

Trato de construir una montaña para que el conjunto no sea plano y disfrutes de la experiencia dentro de la carpa. Elegí tres momentos de la historia que me parecían importantes: la aparición de la niña (Zuzú en este caso) en el pueblo, la presentación de los hombres grises y sus tácticas de convencimiento y finalmente cómo Zuzú y el pueblo se rebelan contra los grises.

Puede que cambien muchas perspectivas que tenías de acuerdo a que un acto específico coincida con una parte de la historia, pero a mí me parece mucho más importante que en el circo se de el tiempo y el momento adecuado a cada disciplina para que la técnica tenga el valor necesario ante el espectador.

¿Por qué la ausencia de caballos este año?

Porque estoy asumiendo una gran responsabilidad en el espectáculo a nivel artístico y humano. Quería asumirla primero por las cosas que conozco y puedo manejar y el trabajo de los animales es una responsabilidad que no conozco, esa es una idea que surge del amor que tiene Fernando con los caballos y en ese escenario me parecía un riesgo enorme exponer a seres vivos que no puedo manejar.

Otro de los motivos es la posibilidad para jugar con el escenario, en los años anteriores todas las técnicas se acomodaban a los requerimientos de los caballos. Tener el escenario limpio nos ha permitido jugar más y elevar las posibilidades técnicas de las acrobacias grupales.

Otra cosa a la que le has prestado atención es al armado de elementos ¿qué importancia tiene?

Para mí es importante abordar este momento de manera teatral, los elementos tienen que ser parte de la propuesta y por eso también trato de no usar a los libreas sino busco que los grises sean quienes se apropian de los elementos y los van instalando o desinstalando. Me gusta que la puesta gire en torno al elemento, jugar con ellos, desobjetualizarlos y convertirlos en otras cosas.

img-galeria-15

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Previous:

Circo: dramaturgia de emociones

Next:

CIEGO

You may also like